Consejos de mantenimiento para tu licuadora

¿Qué has estado moliendo?

Sí, la licuadora está diseñada para moler los ingredientes para ese platillo que tienes en mente. Y esta debe ser su función. Si has utilizado este electrodoméstico para moler  alimentos duros, es mejor optar por un procesador de alimentos; que aunque son más lentos, tienen mayor potencia. De otra manera tu licuadora podría dañarse.

Limpieza

La limpieza correcta es otra forma de mantener tu licuadora en excelente estado. Recuerda lavar el vaso de la licuadora después de cada uso, de lo contrario, los restos de comida se pueden sedimentar. Para hacer esto, Llena hasta la mitad el vaso y vierte una cucharada de jabón líquido. Una vez listo, mezclado en la velocidad más baja y enjuaga el vaso.

Revisa las cuchillas

Las cuchillas de las licuadoras no se pueden afilar, por lo que deben ser reemplazadas una vez pasada su vida útil. Si notas que las cuchillas no funcionan adecuadamente, contacta al fabricante para obtener un reemplazo. Es importante realizar esto a la brevedad, ya que unas cuchillas sin filo pueden hacer que el motor trabaje de más.

Otros cuidados

Revisar el estado del cable de la licuadora antes de cada uso es otro punto que no debes olvidar. Si está dañado, reemplázalo. Además, evita que los niños manipulen este electrodoméstico y mantenlo en un lugar seco.

Es importante que desconectes la licuadora si la piensas manipular. En caso de que las velocidades de tu licuadora no funcionen adecuadamente, es mejor acudir con un especialista para su reparación. Recuerda consultar la garantía de tu licuadora antes de intentar repararla.

Desarrollamos tus ideas,
Convertimos tus Proyectos en Realidad.

Brindamos la mejor asesoría para Cocinas Industriales y Refrigeración, logrando que cada proyecto sea un ÉXITO. Somos fabricantes y distribuidores de las mejores marcas.

CONÓCENOS